¿Sabías de la estrecha relación entre trabajar mucho y padecer un accidente cerebrovascular?

La revista científica The Lancet publicó un estudio en el que se afirma que trabajar más de 55 horas a la semana puede ser malo para la salud, ya que aumenta el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.

The Lancet incluyó en su estudio científico más de 25 investigaciones en Europa, Estados Unidos y Australia y concluyó que trabajar más de 55 horas a la semana aumenta el riesgo de padecer un accidente cerebrovascular.

Trabajar más de 55 horas a la semana aumenta el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.
Fuente: Terra
Trabajar más de 55 horas a la semana aumenta el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.

“Los empleados que trabajan largas horas tienen un mayor riesgo de accidente cerebrovascular que las horas normales de trabajo; la asociación con la enfermedad coronaria es más débil . Estos hallazgos sugieren que se debería prestar más atención a la gestión de los factores de riesgo vascular en los individuos que trabajan largas horas”, publicó The Lancet.

Según la OCDE, los países que trabajan más de 50 horas en promedio a la semana son Turquía, México, Corea del Sur y Japón.

Leer Más

Los principales errores que cometemos con nuestro perfil de linkedin para buscar trabajo

linkedintriste
Fuente: TalentoVirtual

En los últimos años la proliferación de Internet y en concreto de las redes sociales ha propiciado que el perfil profesional sea visible y accesible para muchas personas a través de múltiples canales.
Una de las herramientas más empleadas para la búsqueda de perfiles profesionales es LinkedIn y los empleadores y reclutadores utilizan esta red para encontrar y descartar candidatos, así que son expertos en detectar la información falsa y las inconsistencias en los datos de un perfil en línea de forma muy rápida. Por ello, mostraremos los seis errores más comunes en LinkedIn que tienes que evitar a toda costa, si estás buscando un nuevo trabajo:

1. Darte una promoción retrospectiva
Puede ser tentador ir atrás en el tiempo para darse promoción. Es posible que te hayas encargado de la gestión de una amplia gama de tareas mientras trabajabas como asistente de contador, pero esto no te hace un contador. Los reclutadores saben cuando algo simplemente no cuadra y te verán como deshonesto. Elevar el título de “Gerente de Finanzas” a “Director Financiero” porque trabajaste en una pequeña empresa y eras la persona de finanzas de más alto rango podría poner tu credibilidad en riesgo innecesariamente. Una pequeña mentira aquí o allá es posible que provoque una reducción de las posibilidades de preselección o incluso si pasas la preselección, la entrevista de trabajo puede enfocarse directamente a probar tu historial de trabajo en detalle.

2. No tomes crédito por el trabajo de otros
Lo bueno de LinkedIn es que resulta muy accesible, pero esto también significa que cualquier declaración o comentario que hagas puede ser visto por mucha gente, incluidos los compañeros de trabajo y antiguos colegas. Las responsabilidades describen a un posible empleador acerca de tu puesto de trabajo, mientras que los logros cuentan sobre tu desempeño en el trabajo, y por lo tanto deben ser exhibidos en tu perfil de LinkedIn, no obstante, asegúrate de que realmente son tus logros. Promocionar un éxito que pertenece a otra persona es deshonesto y sólo dañará tu reputación a largo plazo.

3. Documenta tu historial de trabajo en una línea de tiempo
Dónde trabajaste, exactamente cuándo y por cuánto tiempo son elementos clave para cualquier empleador potencial. No falsifiques fechas ni trates de llenar los vacíos con experiencia laboral falsa. Además, asegúrate de que cualquier información que se publique en tu perfil en línea sea consistente con lo que describes en tu Currículum Vitae. Las inconsistencias son una señal de alerta para los candidatos.

4. Cantidad no es calidad
Aunque es tentador tratar de conectarte con tantas personas como sea posible, la verdadera fuerza de tu red de LinkedIn radica en conectar a las personas de tu industria, profesión o sector. Aceptar cada invitación debilita la calidad de tu red. Siempre revisa el perfil de la persona que desea conectarse contigo para asegurar que sea relevante para tu red.

5. Incluye una imagen que sea real
Asegúrate de incluir una fotografía profesional que abarque de cabeza hasta los hombros – preferiblemente sonriendo. Evita editar la foto si tu objetivo es que te reconozcan en las entrevistas de trabajo. Evita también las fotos recortadas de bodas o de tus vacaciones.

6. Recomendaciones verdaderas
Las recomendaciones de LinkedIn funcionan mejor cuando son auténticas y las proporcionan los gerentes, clientes y otras personas que les hayas brindado un excelente servicio. Las recomendaciones por parte de compañeros y amigos no son una forma creíble para construirte tu marca personal. ¿Cuánta atención le pones a tu red profesional de contactos?

Leer Más

Cómo superar en verano, una entrevista de trabajo.

Businessman in paradise 12b
Fuente: Te Oriento

El verano es la época del año en la que más oportunidades laborales aparecen, debido a que las empresas del sector servicios, especialmente las ligadas directamente al turismo y al ocio, deben reforzar sus plantillas, ya sea para cubrir vacaciones o por el aumento puntual de la carga de trabajo que se produce en esos meses.

Sin embargo, junto el aumento de las oportunidades se dispara también la competencia, por lo que resulta muy importante evitar cometer los errores típicos del verano en la entrevista de trabajo.

Ahí van unos consejos muy útiles

1.-Cuida tu apariencia

Los meses de calor son proclives a la informalidad a la hora de vestir, y buscamos la comodidad ante todo. Pero la cita de la entrevista de trabajo requiere que nos presentemos como auténticos profesionales, trabajadores serios, responsables y fiables,  y eso conlleva cuidar la apariencia al máximo para que refleje formalidad.

Desde luego, nada de chanclas o pantalones cortos, y mejor llevar ropa que oculte las manchas de sudor; son muestras de nerviosismo. Cuidado con los tintineos y ruiditos de collares, pulseras y complementos; mejor vestir con discreción y sin estridencias.

2.-Se puntual

Tan negativo es acudir con retraso a la entrevista y hacer esperar al reclutador, como presentarse excesivamente pronto y llegar cuando nadie nos espera.

En verano, es muy útil consultar con tiempo los horarios de los medios de transporte público, que seguramente sean diferentes y más restringidos que en el resto del año; evitaremos sustos y dosis de nervios. Mejor haz el recorrido tranquilamente días antes.

3.-Actualiza tu currículum

Si durante el año has adquirido nuevos conocimientos, asegúrate de que figuran correctamente en el apartado de formación, y lo mismo con los últimos trabajos y la experiencia laboral. Es un punto a tu favor mostrarte como una persona dinámica, activa y comprometida con su formación; resalta ese punto fuerte en la entrevista.

4.-Sin gafas de sol

Los nervios juegan malas pasadas; no te olvides de quitarte las gafas de sol nada más entrar en las oficinas, el contacto visual es fundamental, y una muestra de cortesía y educación. Lo mismo con sombreros, capuchas y gorras.

5.-Apaga el móvil

Vivimos anclados al smartphone, y seguro que consultamos las redes sociales cada minuto, pero no es el momento de que suene ninguna melodía; ponlo en modo avión, porque tampoco interesa que vibre (distrae igualmente).

Por muy verano que sea, no instales canciones ni tonos de espera en tu móvil, no es profesional ni denota formalismo.

6.- Responde de forma breve y concisa

El verano es época de hacer planes, pero éstos no interesan al entrevistador; no des detalles de vacaciones, viajes o escapadas, por muy simpática que sea la persona sentada al otro lado de la mesa; mantente siempre muy profesional y centrado en tus puntos fuertes.

7.-Tono educado y formal

No bajes la guardia, no estás en un bar con los amigos. Emplea en tus respuestas el argot de tu profesión. Debes utilizar palabras técnicas que denoten competencia, confianza e integridad. Recuerda que debes convencer al entrevistador de que eres el candidato perfecto para el puesto de trabajo, no hay otra meta.

8.- Incorporación inmediata

Las vacantes estivales suelen requerir del candidato que se incorpore de forma inmediata al puesto de trabajo; no preguntes por cuál sería el sueldo, ni si tendrías derecho a días de vacaciones en los meses que quedan de verano; tampoco te muestres poco motivado por pasar un verano trabajando.

9.-No mires el reloj

No tengas prisa; despeja tu agenda de citas y ten previsto que puedes perder la mañana o la tarde en la entrevista de trabajo, o que incluso pueden solicitarte una prueba de tus capacidades en ese mismo momento.

10- Infórmate sobre la empresa

Aunque sea tiempo de playa y viajes, no improvises y haz los deberes antes de acudir a tu cita; busca en internet información actualizada sobre la empresa, te proporcionará el material necesario para formular tus preguntas sobre el puesto de trabajo y sus funciones, y podrás responder con seguridad a las del entrevistador.

Leer Más

Más RRHH para 2017

tecnologías
Fuente: Edenred

Al igual que el resto de las áreas en una compañía, la gestión de Recursos Humanos se adapta a los nuevos tiempos, transformándose y evolucionando con el objetivo de mejorar sus procesos. Por esto, al comienzo de un nuevo año, los expertos tratan de averiguar cuáles serán las mejoras que se introducirán en el campo de RR.HH.

 Se han seleccionado 5 tendencias que se deberían implementar durante el 2016:

  1. Gestión de talento personalizado: esto se realiza con el objetivo de cubrir los puestos cada vez más especializados. Por lo tanto menos estandarización y más personalización.
  2. Mayor importancia del análisis de datos: La implementación del “big data” para la gestión de talento, supone un cambio de mentalidad dentro de los departamentos de RR.HH. La valoración del colaborador, ya no se basa únicamente en intuición o cuestiones subjetivas, sino en análisis de datos registrados (hechos), tienen la misma importancia.
  3. Más transparencia: Esta característica se ve reflejada en una mayor presencia en la valoración del desempeño de los colaboradores. El feedback se puede efectuar en una menor cantidad de tiempo, lo que permite tomar decisiones con una brecha de tiempo menor.
  4. Gamificación: Este concepto responde al uso de técnicas, elementos y dinámicas con el fin de potenciar la motivación, así como reforzar la conducta para solucionar un problema. Concretamente, existe una tendencia para utilizar la gamificación en los procesos de selección, donde el candidato experimenta cómo sería la vida en la organización. Esto ayudará a tomar decisiones más acertadas sobre si el candidato, realmente encaja dentro de la cultura corporativa.
  5. Mayor importancia al “Digital Employer Branding: En los últimos años desarrollar una “marca de empleadores” era importante, durante el 2016 desarrollar una estrategia de marca de empleador digital, es vital.  No hay que olvidar que el empleado con talento se ha convertido en un candidato digital que interactúa con el mercado laboral y las marcas en forma diferente, es decir, online. Las empresas deben tener presente que el talento actual también es el que elige dónde quiere desarrollar su carrera.

Leer Más

6 Beneficios de trabajar cerca de casa:

noviembre-trabajacercaAunque vivir en las grandes ciudades tiene muchos atractivos, como por ejemplo la oferta cultural, de entretenimiento y de bienes y servicios; las largas jornadas, los problemas de transporte y los costos cada vez mayores de desplazamiento hacen que muchos sueñen con llegar en 10 o 15 minutos a su lugar de trabajo y evitar así empezar el día en medio de tacos y retrasos.

Sin embargo, el ahorro de tiempo no es la única ventaja que tiene vivir cerca del trabajo. Conozca a continuación otros beneficios que esta medida puede proporcionar:

  • Un menor tiempo de desplazamiento equivale a más tiempo para descansar, practicar deporte, aprender un nuevo pasatiempo y disfrutar de la compañía de tu familia.
  • Llegar sin afanes ni sufrir de las incomodidades del transporte público ayuda a empezar el día sin estrés y con mejor disposición, lo cual aumenta la productividad. Además, entre más bajos sean los niveles de estrés, menor es la probabilidad de sufrir de enfermedades y ausentarse del trabajo.
  • Trabajar cerca de casa disminuye el uso del automóvil, lo que significa un ahorro sustancial del dinero que normalmente gastas en gasolina o en transporte público.
  • Tener la posibilidad de almorzar en casa ayuda a ahorrar dinero y a comer de una forma más saludable.
  • Caminar diariamente al trabajo o llegar en bicicleta reduce el sedentarismo y mejora la calidad de vida.
  • Cuando no es necesario realizar grandes recorridos para llegar a la casa o al trabajo las personas pueden desplazarse más seguido a pie, lo que disminuye considerablemente el tráfico en zonas de alto flujo de personas.
  • Una de las claves para tener un mayor equilibrio entre la vida laboral y la personal es acortar la distancia física entre la oficina y el hogar de los empleados; y teniendo en cuenta la tendencia actual, tanto en las grandes capitales europeas como en las ciudades latinoamericanas, las empresas pueden tomar medidas y encontrar a sus colaboradores de manera efectiva, optimizando los tiempos de traslados y mejorando la calidad de vida de sus colaboradores.

¿Necesitas mejorar tu calidad de vida? ingresa tus datos en: www.voy.cl y súbete a la #EvoluciónLaboral.

Leer Más

Cambia de trabajo por las razones correctas

cambiadetrabajosefelizPensar en un cambio laboral, es siempre dar un salto a la incertidumbre. Muchas veces nos sentimos sobrepasados en nuestro lugar de trabajo pero preferimos guardar silencio y seguir “aguantando” malas condiciones laborales.

Si deseas plantearte un cambio, necesitas tener en consideración que no todo se trata de dinero; si no de bienestar familiar, salud y proyección profesional. Es por esto, que si estás atravesando por alguno de estos  factores, considera un cambio.

Balance entre la vida y el trabajo: Un trabajo que me de tiempo para disfrutar de mi familia, que me permita ir caminando, ir a casa a almorzar o que me de tiempo para ir al gimnasio o hacer algo con mi tiempo libre. Las jornadas de trabajo en Chile, se caracterizan por sus extensas horas, pero además de ello se suma que los traslados para llegar a nuestros puestos laborales promedian los 90 minutos de ir y 90 minutos para regresar. Hoy, los profesionales están tomando decisiones no solamente basadas en el monto de remuneración mensual, estamos considerando un trabajo “Que nos haga feliz” en toda su dimensión: Calidad de vida, Proyección profesional, Clima laboral, Compensación y Buenos líderes.

Falta de crecimiento profesional: es la principal razón para buscar otros rumbos, por delante del dinero. La empresa es incapaz de ofrecer oportunidades de desarrollo y el empleado busca dar un paso adelante. La confluencia de esos dos factores es el principal motor para cambiarse de trabajo. Y, sorpresa, el cambio ya casi nunca se produce de empresas pequeñas a empresas grandes.

Un ambiente laboral hostil: Malos líderes, un estilo de comunicación vertical en un solo sentido -en la misma dirección que una piedra desde un balcón- o, en general, hacer que el empleado se sienta poco apreciado dentro de su empresa garantiza que hay un 30% más de posibilidades de que busquen activamente otro trabajo. Una cultura que también incluye la formación continua o la flexibilidad laboral como valores. Y un factor que es el principal motivo de enfado y estrés entre los trabajadores: que los que moran en las alturas no sean conscientes de los problemas del sector. Ya ni siquiera de los de su propia compañía.

Leer Más

Las horas de traslado al trabajo, me están agotando y perjudicando mi rendimiento.

Lo que se argumenta principalmente es que, por lógica, un empleado que vive relativamente cerca de su oficina llegará con más energía y buena disposición en comparación a quien debe perder dos o tres horas de su tiempo sólo para alcanzar su escritorio y ponerse manos a la obra.

Súbete a la evolución laboral en www.voy.cl

Leer Más

Cómo hacer un CV IMPRESIONANTE, si no tienes experiencia laboral.

conseguitrabajoMuchos estudiantes o recién egresados no saben qué información poner en su primer currículum. Y aunque no hay reglas rápidas o definitivas para escribir un buen Currículum, sí existen algunas recomendaciones que nos pueden facilitar la tarea.

Te sugerimos enfocar tu primer CV en logros escolares y objetivos laborales a futuro; de ese modo el reclutador identificará tu afinidad con el puesto.

En este tipo de currículum la experiencia queda en segundo término, y el objetivo se centra en describir la formación académica, conocimientos, habilidades y competencias adicionales que posees. Además de consejos útiles, te compartimos un ejemplo descargable para que puedas utilizarlo como guía ¡Toma nota!

Haz un documento corto y breve. Tengas o no experiencia, el CV debe incluir:

  • Datos Personales
  • Formación Académica
  • Cursos Relevantes
  • Habilidades y Conocimientos

Asegúrate de dividir correctamente cada sección para que sea más fácil de leer.

Ten un mail profesional y presencia online. Tu correo electrónico de la secundaria no es adecuado para tu vida profesional. Crea uno exclusivo para el trabajo y deja fuera: apodos, frases chistosas, caricaturas o nombres ficticios.

En lugar de danybombon@mail.com  mejor utiliza danielacortes@mail.com

¿Notas la diferencia?

También importa tu presencia en la red. ¿Tienes un blog? ¿compartes información relevante en Twitter? Las redes sociales pueden ser una excelente manera de mostrar algo más de tus intereses y tu talento.

Habla de tus metas. Tal vez no tienes experiencia laboral, o la tienes, pero no en tu área de estudio. Eso no significa que no tengas metas definidas e intereses particulares. Si estás estudiando Contabilidad, por ejemplo, quizá te interesa el área fiscal.

Cuéntale un poco de ti al reclutador y dile por qué puedes ser un buen elemento, habla sobre tu motivación e interés por la industria.

Véndete. Cuando no hay mucho qué decir de la experiencia laboral, los logros académicos, el trabajo voluntario, las habilidades y conocimientos, son la mejor arma de venta.

Si eres estudiante o recién egresado, menciona la información destacada de tu vida académica: ¿obtuviste algún reconocimiento? ¿tuviste algún proyecto a tu cargo? ¿creaste alguna propuesta innovadora? ¡todo cuenta!

Leer Más

7 Sabios consejos para superar el temido lunes


memelunes6
El día más temido

Una de las mayores dificultades psicológicas de nuestra sociedad es la tristeza de los lunes. El inicio de una nueva semana de trabajo después de dos días de descanso puede parecer difícil de soportar. Un caso grave de bajón de lunes, puede llevar a un martes difícil o incluso un miércoles depresivo. Es por eso que es tan importante cortar de raíz esta sensación y empezar la semana con una actitud positiva.
Claro que es difícil disfrutar el levantarse temprano para empezar una nueva semana rutinaria. Sin embargo, hay varias cosas que puedes hacer para suavizar el efecto del bajón de lunes. ¡Dales una oportunidad y (probablemente) no te arrepentirás!

  • No andes a las apuradas el lunes por la mañana

Empieza la semana descansado en un ambiente relajado con un buen desayuno, una ducha refrescante, y tal vez incluso con un poco de gimnasia o una caminata al aire libre. Es importante que le des a tu cuerpo y mente un poco de tiempo para ajustarse después del fin de semana. Si comienzas la semana en un apuro, estás destinado a estresarte en el camino.

  • Organiza tu espacio de trabajo el viernes

La última cosa que quieres ver en la mañana del lunes es un escritorio desordenado. Ten esto en cuenta mientras te preparas para comenzar tu fin de semana el viernes y haz el esfuerzo de poner en orden tu espacio de trabajo. Nunca vas a dejar de agradecerte a ti mismo, cuando llegues al trabajo el lunes.

  • Haz planes para la noche del lunes

Saber que tienes algo divertido que esperar hace más fácil sobrevivir el día más duro de la semana. No tiene por qué ser gran cosa – ir al cine, una noche de pizza con tu familia, una clase de yoga o una copa después del trabajo. Mejor no salir hasta demasiado tarde: la idea es eliminar el bajón del lunes, no posponerlo para el martes.

  • Vístete bien

Por más superficial que pueda parecer, verte bien puede mejorar tu estado de ánimo. Cuando estás de pie delante del armario el lunes por la mañana, hazte un favor y elige algo que te queda muy bien. Sal a la calle vestido como una estrella y tu estado de ánimo seguirá la sensación.

  • Limpia tu listado de cosas para hacer

Tu bajón de los lunes no se irá a ninguna parte si sigues posponiendo las cosas que tienes que hacer. Las tareas pendientes no desaparecerán, no importa cuánto tiempo las pospongas. La dilación siempre es acompañada por la culpa, por ende si eliminas algunas de esas tareas el lunes, te sentirás mejor contigo mismo.

  • No seas cascarrabias

Ok, así que odias los lunes y no hay nada que quieras hacer más que adelantar la semana y llegar al viernes, como en un DVD. Eso no va a suceder, así que será mejor que dejes de lado el mal humor. De cualquier manera, un poco de auto-compasión es aceptable.

  • Escucha música que te anima

El efecto que la música tiene en el ánimo de la gente es increíble. Te sorprenderá la forma en que una sola canción puede afectar totalmente el estado de tu mente. Ya sea conectando los auriculares a tu escritorio o usando tu reproductor MP3 para una caminata corta – regálate el tiempo para al menos una melodía.

Leer Más

¿Qué hacer durante una entrevista de trabajo?

preguntas-entrevista-de-trabajoLa entrevista de trabajo en sí comienza en el momento en el que se entra por la puerta de la empresa. Observa el ambiente de trabajo (si la entrevista se realiza en la propia empresa) y relájate.

  • SaludoSaluda a la persona que te va a entrevistar por su nombre, si se conoce, y agradécele que te haya recibido, mirándole a los ojos y estrechándole la mano de manera franca y segura. Recuerda que la primera impresión es decisiva.Una vez a solas con el entrevistador, éste ofrecerá un breve resumen acerca de la empresa y del puesto vacante. Posteriormente, comenzará la evaluación de tu candidatura.
  • Evaluación de tu candidaturaDeberás aportar información sobre los trabajos que hayas podido tener. Al entrevistador le interesará saber, además de las funciones que has desarrollado, los conocimientos que te han proporcionado tus experiencias laborales. Trata de hablar sobre logros y resultados conseguidos en vez de limitarte a describir tus funciones.Generalmente, el entrevistador te pedirá que reflexiones sobre tus puntos fuertes y débiles, con el fin de establecer tu grado de conocimiento y satisfacción personal, detectar tu nivel de sinceridad y confianza en ti mismo.

    Es probable que el entrevistador te haga preguntas que le permitirá valorar tus competencias. Por competencias se entiende el conjunto de actitudes (cómo eres), habilidades (qué sabes hacer) y capacidades (qué puedes hacer) como por ejemplo tu capacidad de trabajar en equipo, tu sentido de la responsabilidad, tu capacidad de adaptación, tu iniciativa o tu capacidad de planificación y organización. El entrevistador te pondrá en situaciones reales del pasado o probables del futuro, y querrá saber como reaccionaste o cómo reaccionarías.

    En cuanto a tu motivación se evalúa a lo largo de toda la entrevista, con preguntas orientadas a descubrir tus objetivos profesionales, tu disponibilidad, tus deseos de promoción, tus aficiones personales. A veces una buena motivación puede compensar carencias de formación o experiencia.

    Si tienes experiencia laboral, puedes tener una lista de referencias (nombre e información de contacto de las anteriores empresas) preparadas para poder ofrecerlas a tu entrevistador, ya que esto puede suponer una gran diferencia.

  • Saber escucharEscucha activamente al entrevistador, déjale dirigir la entrevista, pero saca provecho de las oportunidades de hablar. El entrevistador es el jefe, el conductor. No ofendas al entrevistador. En este momento él tiene el poder.
  • Expresión verbalCuando te dirijas al entrevistador, hazlo siempre de usted hasta que te pida que le tutees.Exprésate de manera clara, concisa y estructurada. No hables demasiado rápido y esfuérzate por terminar todas tus frases. No respondas con monosílabos, pero no des explicaciones innecesarias, ni hagas comentarios superficiales o juicios de valor aventurados.

    Emplea verbos de acción. Palabras como reto, experiencia, futuro, compromiso, objetivos, eficacia, proyecto y responsabilidad, utilizadas correctamente y sin abusar, tienen una fuerza especial.

    No utilices palabras de argot e intenta sustituir los “peros” por un “además”. Si te piden informática e inglés, y dices “pero es que soy de letras y francés” estás perdido. En cambio, un “además tengo conocimientos de francés” daría un sentido totalmente distinto.

    Habla siempre con educación y respeto de tus antiguos trabajos, empresas, superiores o compañeros. Jamás debes criticarlos. Los comentarios negativos pueden crear desconfianza en el entrevistador, que podría pensar que eres una persona complicada.

  • Mostrar tus puntos fuertesDemuestra al entrevistador que eres la persona adecuada para cubrir el puesto destacando los aspectos de tu currículum y personalidad que te convierten en la persona idónea para el puesto.En las entrevistas de trabajo hay una serie de palabras que, utilizadas consecuentemente, tienen una fuerza especial. Identifica dichas palabras antes de ir a la entrevista (el anuncio y cultura corporativa de la empresa te darán pistas) y asegúrate de utilizarlas a lo largo de la entrevista.

    En otras palabras, debes de ir a la entrevista con 2 o 3 puntos que destacar y hacerlo incluso si el entrevistador no te lo pregunta. Destaca estas fortalezas (es lo que tiene que recordar el entrevistador) y matiza tus debilidades. No es la cantidad de palabras que digas, sino las palabras claves.

  • Da la vuelta a tus puntos débilesEstate preparado para hablar de los errores o defectos en el terreno profesional y personal. Para ello, debes identificar aquellos hechos que te puedan ser perjudiciales y presentarlos de manera positiva, buscando el aprendizaje adquirido a través de ellos o las iniciativas surgidas para solucionarlo.¿Eres desempleado? “Es cierto que llevo tiempo sin trabajar, pero he dedicado este tiempo a formarme en los aspectos que creía más necesarios”.

    ¿Eres muy joven? “Mi edad puede parecer un inconveniente, pero puedo demostrar mis ganas de aprender y trabajar para aplicar los conocimientos de la carrera”.

  • Lenguaje corporalEl lenguaje corporal juega un papel destacado, ya que transmite mucha información sobre ti. Los aspectos a tener en cuenta son:
    • Postura: conviene cuidar la manera de sentarse. Espera a que el entrevistador te invite a sentarte y mantén una postura corporal correcta (no cruces los brazos, no agaches la cabeza…).
    • Gestos y tics: no gesticules de forma exagerada. Frotarse las manos o rascarse el pelo más de la cuenta son algunos gestos que pueden surgir como consecuencia de los nervios. No des golpecitos en el suelo con los pies, ni juegues con objetos cercanos. Intenta mantener los pies quietos y las manos cruzadas. No mires el reloj. Un simple gesto puede transmitir más información de la que se imagina.
    • La sonrisa: debe ser moderada, ni forzada ni exagerada. Lo más importante es mantener una actitud positiva ante el hecho de formar parte de la empresa y reflejar en la expresión facial esa predisposición.
    • Mirada: es importante mirar al interlocutor, prestarle atención y no parecer ausente.

    Acompaña tu expresión verbal con tu lenguaje corporal: si estas diciendo que crees que puedes desempeñar adecuadamente la función, tu tono de voz, mirada y expresión facial tienen que estar diciendo lo mismo.

  • Naturalidad, confianza y sinceridadDa una imagen de naturalidad y de confianza en ti mismo. Muéstrate seguro al contestar las preguntas del entrevistador, o al formular las tuyas, sin ser ingenuo ni prepotente.Es normal estar algo nervioso en una entrevista de trabajo, y los entrevistadores lo entenderán. Pero este nerviosismo no puede anihilarte, ni darle a pensar al entrevistador que estás mintiendo.

    Antes de todo, sé tu mismo. Si te eligen, será muy difícil interpretar un papel todos los días.

  • Al final de la entrevista

    El entrevistador será el encargado de dar por finalizada la entrevista. Llegado a este punto es conveniente no prolongarla de manera innecesaria.

    Si no ha mencionado nada sobre los próximos pasos a seguir, toma la iniciativa, preguntándole directamente: ¿Me puede informar cuáles son los próximos pasos del proceso de selección?. Antes de salir, da las gracias al entrevistador por su tiempo y confirma tu interés por conseguir el puesto.

Leer Más