La ciencia demuestra que trabajar con villancicos hace la vida laboral mucho más llevadera.

villancico
Fuente: Tecnoexplora

Hoy en día en el dentista, en el supermercado, en las tiendas de ropa, en el gimnasio y hasta en los ascensores suelen poner música para que compremos más, nos animemos o se nos haga la espera menos estresante.

Un grupo de investigadores de la Universidad de Cornell en EEUU ha hecho un experimento con un total de 266 trabajadores para averiguar cuál es la influencia de la música en el ambiente laboral. Para la investigación, publicada en la revista ‘Journal of Organizational Behavior’, dividieron en un laboratorio a los empleados en varios grupos y se eligieron distintos tipos de música para cada uno. Vamos, como si estuvieran en un macrofestival cada uno en una carpa a su rollo, pero sin escenarios, ni alcohol, ni nada.

Para cada ‘ambiente musical’ los participantes fueron agrupados en equipos de tres. A cada uno se le dieron varias fichas y se le plantearon situaciones que pudiesen contribuir al bien del equipo. Ellos elegían si querían poner las fichas para el grupo o quedárselas para uso personal.

¿Qué pasó? Cuando las canciones eran especialmente animadas y alegres, la cooperación y la ayuda entre los compañeros aumentaba. De hecho, hasta podrían hacer una playlist con la BSO de la oficina feliz: algunos de los temazos de los que pusieron durante la investigación que más ayudaron a refutar esta conclusión fueron el ‘Walking on Sunshine’ de Katrina and The Waves, ‘Brown Eyed Girl’ de Van Morrison o el ‘Submarino Amarillo’, de Los Beatles.

Bueno, quizá ahora puedas disfrutar más de los villancicos navideños y guardar tu grinch interior.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *