Las horas de traslado al trabajo, me están agotando y perjudicando mi rendimiento.

Lo que se argumenta principalmente es que, por lógica, un empleado que vive relativamente cerca de su oficina llegará con más energía y buena disposición en comparación a quien debe perder dos o tres horas de su tiempo sólo para alcanzar su escritorio y ponerse manos a la obra.

Súbete a la evolución laboral en www.voy.cl

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *