Los principales motivos para cambiar de empleo:

cambia de trabajoQuedarse estancado es la principal razón para irse a otra empresa, no el dinero

No poder crecer o avanzar como profesional es la principal razón para buscar otros pastos, por delante del dinero. La empresa es incapaz de ofrecer oportunidades de desarrollo y el empleado busca dar un paso adelante. La confluencia de esos dos factores es el principal motor para cambiarse de trabajo. Y, sorpresa, el cambio ya casi nunca se produce de empresas pequeñas a empresas grandes. El peso del nombre de una compañía no juega un papel importante en la decisión (aunque en la entrevista con el cazatalentos nos presentemos con el logo tatuado a boli). De hecho, entre las empresas presentes en LinkedIn, las de menos de 500 empleados están “robando” talento a las grandes.

“La gente no se va de una empresa, huye de un mal líder”

Es una de las frases más repetidas en el mundo de los recursos humanos, y aquí todos los datos coinciden: un mal “jefe” es un repelente, y uno de los principales motivos de divorcio laboral, incluso por delante de las horas extra o la falta de flexibilidad (que también influyen). Sobre todo,  es que más de la mitad de los trabajadores no se sienten comprometidos con su trabajo. Sin motivación o libertad para desarrollar su trabajo -obligar a un trabajador a hacer las cosas a tu manera sólo porque mandas es un NO en mayúsculas-, la gente va a buscar algo mejor.

La “cultura empresarial” tiene un peso en esta ecuación

Calentar la silla, comunicación vertical en un solo sentido -en la misma dirección que una piedra desde un balcón- o, en general, hacer que el empleado se sienta poco apreciado dentro de su empresa garantiza que hay un 30% más de posibilidades de que busquen activamente otro trabajo. Una cultura que también incluye la formación continua o la flexibilidad laboral como valores. Y un factor que es el principal motivo de enfado y estrés entre los trabajadores: que los que moran en las alturas no sean conscientes de los problemas del sector. Ya ni siquiera de los de su propia compañía.

Los trabajadores tienen un valor específico

Cada empleado convierte su puesto de trabajo en suyo: desarrolla rutinas, habilidades y conocimientos propios que enriquecen a la empresa en general. Un empleado descontento que se vaya a otra compañía se lleva consigo casi todo ese conocimiento. Es más, se lo está llevando a otra empresa, que puede incorporar los aciertos -o errores- de la anterior a su cultura.

Lo que busca un empleado en su nueva empresa: nuevos tiempos, nuevas carreras

Salario y beneficios -un horario más flexible mejores instalaciones o medios y otras compensaciones, ocupan el segundo lugar en la escala de expectativas al cambiar de empresa. Lo que más se busca es una carrera profesional, no un trabajo cerrado. Se buscan retos, poner a pruebas las habilidades, dejar tu huella…

Balance entre la vida y el trabajo

Un trabajo que me de tiempo para disfrutar de mi familia, que me permita ir caminando, ir a casa a almorzar o que me de tiempo para ir al gimnasio o hacer algo con mi tiempo libre. Las jornadas de trabajo en Chile, se caracterizan por sus extensas horas, pero además de ello se suma que los traslados para llegar a nuestros puestos laborales promedian los 90 minutos de ir y 90 minutos para regresar. Hoy, los profesionales están tomando decisiones no solamente basadas en el monto de remuneración mensual, estamos considerando un trabajo “Que nos haga feliz” en toda su dimensión: Calidad de vida, Proyección profesional, Clima laboral, Compensación y Buenos líderes.

Tú, ¿Por qué razón cambiarías de empleo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *