¿Cuánto me cuesta realmente vivir lejos de casa?

cansadaLa distancia que separa nuestro hogar de un centro de trabajo puede suponer una gran diferencia para nuestros bolsillos y tiempo libre, ya que tanto si usamos transporte público o un vehículo propio existen muchos puntos que debemos tener en cuenta.

Es posible que al valorar un trabajo lejos de nuestro domicilio actual, no demos cuenta de que existen algunas dificultes insalvables para cambiar de residencia a corto plazo, por lo que tendríamos que pararnos a pensar en el impacto que supondrá este esfuerzo.

Es de sentido común pensar que cuanto mayor sea la distancia, mayor será el gasto de nuestro vehículo, si bien esta realidad no siempre se traslada de forma proporcional a los transportes públicos, por lo que nos podemos ver obligados a sacar la calculadora.

Los costes derivados de una mayor distancia no se resumen tan solo en el consumo por kilómetro del vehículo multiplicado por el precio del litro de bencina, sino en un mayor desgaste del vehículo, mayor probabilidad de sufrir percances en carretera y accidentes, más revisiones del vehículo, posible rentar estacionamiento, dolores de postura, estrés, etc…

Una opción es compartir vehículo pero, se complica según vivamos más lejos del puesto de trabajo, pues resulta difícil encontrar personas en la empresa que vivan por nuestra zona, aunque si fuera posible, resultaría un ahorro importante.

De cualquier forma, a más distancia, más tiempo deberemos pasar en los desplazamientos. Esto reduce de forma importante la calidad de nuestro tiempo libre, así como la posibilidad de preparar nuestros propios alimentos en casa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *