“Para descubrir talento joven, hay que dar responsabilidades reales, no sirve de nada que saquen fotocopias o sirvan el café”

practicaprofesional¿Cómo ven en tu empresa las prácticas profesionales? ¿Cómo una oportunidad de descubrir talento joven o sencillamente como un estorbo? Es cierto que un practicante requiere tiempo, supervisión y a veces mucha paciencia, pero si lo gestionas de la manera correcta tu organización puede salir ganando notablemente si logra descubrir talento joven para integrar al equipo.

Ya hay empresas que han creado procesos concretos y específicos para detectar a quienes pueden ser un real aporte. En el banco Bci, por ejemplo, han implementado un sistema que les ha permitido descubrir profesionales nuevos y talentosos, que aportan con una visión más fresca y que gracias a su buen desempeño terminan el período de práctica con una oferta de trabajo en la organización. Al respecto, la Subgerenta de Selección y Reclutamiento de Bci, Ana Spoerer, nos cuenta más sobre este el modelo.“Cada jefe de área concursa para contar con practicantes durante el verano. Se proponen proyectos concretos e importantes para la organización, con sus respectivas mediciones y evaluaciones, y a cada practicante se le asignan funciones en un proyecto”, explica la ejecutiva.

¿Cómo determinan a cuál proyecto tienen que derivar a cada practicante?

“Eso lo definimos en el proceso de inducción, donde pasan por una serie de pruebas y juegos para detectar sus habilidades. Cuando ya tenemos claro este punto les explicamos a qué se van a dedicar, cuáles serán sus funciones y cómo serán medidos. Les hacemos ver que cumplirán un rol importante para la organización, que sus trabajos tendrán resultados concretos y que deberán cumplir con entregables”.

¿Por qué han evolucionado desde el modelo tradicional a este nuevo sistema?

“Porque con el tiempo nos hemos ido dando cuenta que para poder descubrir talento joven tienes que dar responsabilidades reales e importantes, solo así surgen las verdaderas habilidades. No sirve de nada que saquen fotocopias o sirvan el café. Eso es una pérdida para la empresa”. “En este sentido, nosotros nos diferenciamos del mercado en cuanto a las prácticas profesionales porque no buscamos algo masivo, sino más preciso y a largo plazo. Estamos conscientes de que las nuevas generaciones se cambian de trabajo con mucha frecuencia, se aburren fácilmente si no encuentran un desafío que los motive, y por ello es que desde las prácticas los estimulamos a hacer algo que sea un real aporte al negocio”.

¿Qué resultados ha arrojado este nuevo mecanismo?

“Los resultados ya los tenemos a la vista. Trabajan con más entusiasmo, se desempeñan mejor e incluso aportan positivamente al clima laboral. Más aún, cuando vuelven a sus universidades para terminar sus carreras transmiten a sus compañeros la positiva experiencia que tuvieron con nosotros, y así vamos fidelizando la marca en nuevos públicos”. “Además, es una puerta de entrada bastante segura porque los vamos conociendo de menos de más, y nuestra intención es que cada uno tenga una oferta laboral cuando terminen”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *