4 malas prácticas en procesos de reclutamiento y selección

entrevista_psicologia_624x351_thinkstockNo dar respuesta a los candidatos: Sabemos que muchos analistas de selección, manejan varios procesos al mismo tiempo y en algunos casos estos suelen ser masivos, por lo tanto, no queda mucho tiempo para responder a todas las solicitudes que los candidatos realizan. Pero, ¿Afecta esto a la imagen de las empresas? ¡Por supuesto!  ya que, un candidato que hoy no concuerde con los requerimientos de los perfiles disponibles, puede ser un talento que perfile para una futura oferta laboral

Entrevistadores que sólo se enfocan en la remuneración: Preguntas cómo ¿Cuáles son tus expectativas de renta? no puede ser un filtro para tomar una desición definitiva, al momento de contratar a un nuevo colaborador. ¿Por qué? Simplemente, porque con estas prácticas perdemos entrevistar a talentosos candidatos.

Procesos de reclutamiento largos y tediosos: Hasta hace pocos años, eran inevitables los procesos de selección extremadamente largos y costosos. Resultaba recurrente la revisión de curriculum uno a uno y de manera manual. Actualmente y gracias a las nuevas tecnologías, es posible coordinar el trabajo en equipo a través de la nube, para los propósitos de gestión del talento, manejar una base de datos propia de los candidatos que han participado de algún proceso y además publicar las ofertas laborales en distintos portales de trabajo y RRSS.

No manejar la suficiente información para dar respuesta a los candidatos: Cuando las empresas exteriorizan sus labores de reclutamiento y selección, el feedback que estas empresas traspasan a los candidatos, se aleja de la realidad de la empresa que contrata. Debido a esto, es probable que como resultado se manifieste un alejamiento entre la empresa y quién postula a la oferta laboral. Es responsabilidad del responsable del proceso, manejar la información que el candidato merece, ya que ha puesto energía, tiempo y dinero aplicando a la oferta laboral.

Manejar procesos de selección respetuosos, no solo fortalece a la compañía, también influye en tu marca personal como reclutador u analista de selección, puedes apoyar tu gestión con herramientas que optimizan los procesos de reclutamiento, centraliza la información y mantén buenas relaciones con el equipo de trabajo. Sigue estos simples pasos y de seguro tus prácticas de reclutamiento mejorarán hacia resultados favorables.

Puedes comenzar a mejorar tus prácticas de reclutamiento y selección con un software como HiringUP

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *